Magia pura y total
1 de febrero de 2014
Satán siembra su semilla en un “Heredero del Diablo”
por Omar Villalpando
Imprimir Enviar por e-mail

La aparente feliz vida de un joven matrimonio que se ve inmerso en situaciones paranormales, es la historia que los estadounidenses Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett se han encargado de dirigir bajo el nombre de Heredero del Diablo (Devil’s Due), escrita por la guionista Lindsay Devlin, en la que el Anticristo se encarna en un recién nacido para nacer nuevamente y sembrar el terror en la humanidad.

La historia gira en torno a “Samantha” (Allison Miller) y “Zach” (Zach Gilford), unos jóvenes recién casados que durante su luna de miel registran con cámara en mano cada detalle de su idílico matrimonio, como un recuerdo para la posteridad. Antes de lo previsto, ella queda embarazada, pero empieza a comportarse de manera extraña: cualquier situación altera dramáticamente sus nervios, se hace de una fuerza sobrehumana y ve espectros que continuamente la observan.

Pero pronto, a medida que pasan los meses, las cosas empiezan a ir mal para la pareja, pues Samantha sufre reacciones físicas extrañas a su embarazo, incluidos severos dolores en el vientre, y un macabro feto que se mueve desesperadamente en su interior.

Al mismo tiempo ambos descubren que alguien ha estado pintando símbolos rituales en la puerta de su casa, nada casual si se toma en cuenta que el Diablo está por nacer.

La cinta de bajo presupuesto, realizada con aproximadamente 10 mil dólares, se inserta en el género cinematográfico conocido como found footage (metraje encontrado), en el que uno o más personajes involucrados en la historia actúan delante de una cámara convencional que ellos mismos manejan.

De acuerdo con Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, el objetivo es dar mayor realismo, usando movimientos inestables o vertiginosos.

El filme estuvo influenciado por otras películas de culto, entre ellas “El bebé de Rosemary” (Estados Unidos, 1968; Roman Polanski), protagonizada por Mia Farrow y John Cassavetes, sin embargo, el productor ejecutivo Justin Martínez aclara que aunque en ambas cintas la protagonista se halla embarazada e inmersa en situaciones extrañas y rituales satánicos, cada una tiene su propio estilo y narrativa cinematográfica.

“Heredero del Diablo” representa el primer largometraje de Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, quienes trabajaron juntos dirigiendo el segmento “10/31/98” de la cinta de horror “V/H/S” (Estados Unidos, 2012), integrada por varias historias a manera de cortometrajes, y en la que un grupo de delincuentes son contratados para acudir a una casa y recuperar una cinta de vídeo, pero en el lugar encuentran un cuerpo sin vida rodeado de cintas VHS con imágenes espeluznantes.

Cabe destacar que el rodaje de la película comenzó en marzo 2013 en locaciones de República Dominicana y Nueva Orleans, además ya figura en cartelera mexicana. ¿Te animas a verla? Aquí está trailer: http://www.youtube.com/watch?v=WqVQiwRmJLE



Feelman
EDITORIAL
Adiós a un grande del periodismo de espectáculos

FB Studio

LAS COLUMNAS
Placeres culpables: Lourdes Grobet y su lucha en el cuadrilátero
por Fabián de la Cruz Polanco
Espejo Retrovisor: Ojos azules contra ojos negros
por Villarello Cervantes
Butaca Teatral: “Los grandes muertos”, homenaje a Luis Josefina Hernández
por Alejandro Laborie Elías
Caleidoscopio: ¡Colados a la orden!
por Fernando Díaz
29 Pulgadas: Tepito, nuestro barrio
por Ignacio Vizuet
Columnista Invitado: Rafael Rangel escucha los preludios y otras partituras
por Sergio Raúl López

Cinépolis

SONDEO
¿A través de qué medio prefieres enterarte de las noticias?
Internet
Periódicos
Radio
Televisión
LO MEJOR DEL CINE HASTA TU PANTALLA

Contacto | Publicidad | Directorio

© FILMEWEB.net | ® FILMEWEB Todos los Derechos Reservados