Filmeweb en Facebook
15 de agosto de 2006
Los márgenes del cine: Vaselina, de Jim Jacobs y Warren Casey, sigue siendo la palabra.
por Salvador Perches Galván.
Imprimir Enviar por e-mail

Hacia 1977 los productores de Hollywood, Robert Stigwood y Allan Carr, dos veteranos nombres del espectáculo, acababan de conocer el éxito con Fiebre del sábado noche, un efectivo melodrama con música disco sobre las an-danzas de Tony Manero, Fiebre del sábado noche (Saturday night fever, Dir. John Badham, 1977) aparte de desatar la moda por la música disco constituyó el lanzamiento de John Travolta como actor bailarín de la clase obrera. Fue entonces cuando decidieron hacer la adaptación cinematográfica de Grease, la comedia musical más exitosa de ese momento, tanto en Broadway como en otras partes del mundo, México incluido.

La historia de este exitoso musical empezó en un teatro de Chicago donde tuvo lugar su estreno en la temporada 71-72, la sátira con pegajosas canciones sobre los años del rock and roll, llevó en el rol protagónico masculino (Dany Zuco) a Barry Bostwik, quien posteriormente saltara a la fama en la pantalla grande con su interpretación de Brad en la versión cinematográfica de la bizarra El show de terror de Rocky (The Rocky Horror Picture Show, Dir. Jim Sharman, 1975) Grease viajó al off teatral de Broadway para posteriormente trasladarse a Broadway permaneciendo por mas de siete años en cartelera, dando un giro al musical norteamericano y desde entonces ha batido records escénicos en prácticamente todo el mundo.

El lanzamiento de Stigwood y Carr, John Travolta fue el encargado de embadurnar de Vaselina la cabeza de Danny Zuko, como alternante femenino tuvo a Olivia Newton John, una cantante australiana más bien sosita a la que le iba el papel de la virtuosa Sandy, nombres como Stockard Channing, Jeff Conaway, Michael Tucci o Didi Conn fueron los responsables de dar vida a los chicos malos y las panteras negras.
La adaptación cinematográfica, como suele suceder con frecuencia, era muy distante de la versión teatral, de hecho mucha de la música original desapareció en el cine, para dar lugar a otra, en algunos casos no tan afortunada. Los actores eran bastante mayorcitos para ser preparatorianos y su comportamiento se distanciaba del de la juventud de la época que retrataba, la de los 50’s del siglo pasado, sin embargo Vaselina, (Grease, Dir. Randall Kleiser, 1978) recaudó más de 340 millones de dólares en todo el mundo, convirtiendose en el gran éxito del año 78. A Grease le seguiría Grease 2 pero sin el éxito de su hermana mayor aunque supuso el debut de Michelle Pfeiffer como actriz en musical.

Fiel retrato de una época: los alocados cincuenta, con sus valores y contradicciones; con sus ídolos y figuras; con una juventud que pedía a gritos manifestarse, con una sexualidad adormilada que exigía despertar, con el nacimiento de uno de los movimientos musicales más importantes de la segunda mitad del siglo que recién feneció, el Rock and Roll, con sus chamarras de piel y pantalones de mezclilla; diademas, licras y crinolinas; malteadas y hamburguesas; rock and roll y vaselina... Vaselina, palabra, concepto y espectáculo indeleblemente ligados a un nombre en México: Julissa, responsable de traer a nuestro país esta amable comedia musical de los nostálgicos años 50s, apenas un año después de su exitoso debut en Broadway, y que fue la “torta bajo el brazo” que trajo su hijo menor Alex Ibarra.

“Vaselina ha sido así como mi hada madrina, siempre me ha dado, siempre ha sido muy noble, la hemos hecho en muchos formatos, de muchos estilos, en todo tipo de duraciones, desde media hora, 20 minutos, pantomima, con niños, con adultos, cambiados los papeles, hombres haciendo de mujeres, mujeres haciendo de hombres, ya nada mas falta hacerla con perros amaestrados y pulgas”.

México es, uno de los primeros países que contó con versión local de la exitosa obra, Julissa, otrora estrella del rock and roll en español, figura principal en los albores de la industria telenovelera, y con un basto antecedente cinematográfico, había producido tres obras y su madre la excelente actriz Rita Macedo, había visto Vaselina en Nueva York, le trajo el programa y le comentó que era una obra sobre la época del rock and roll, la incipiente empresaria fue a verla y la trajo de inmediato a nuestro país .
En México desde los años del rock, a principios de los sesenta, no se había vuelto a hacer nada en torno a esta tipo de música, el ritmo había quedado aletargado, fue como una gran nostalgia de aquella época que la productora y su entonces marido Benny Ibarra habían sido protagonistas y conocían muy bien.

Julissa estaba embarazada de su segundo hijo, el actor y director Alex Ibarra, ello no le impidió comprar los derechos de Vaselina, traducirla y comenzar a conformar el elenco, que estaría encabezado por ella, Benny Ibarra, Sylvia Pasquel, Alma Muriel, Macaria, Luis Torner, David Estuardo, María Montejo, Adrián Ramos, Ernesto Rendón, Mireya Ojeda, Bárbara Ransom, Héctor Ortiz, Rocío Banquells, Manuel Gurría, Patricia Eguia, y contó con la participación del Conjunto Musical: Zigzag, dirigidos por Benny Ibarra
Mientras ensayaba Julissa se sintió mal, y tuvo que retirarse unos días para dar a luz a Alejandro poco antes del estreno, que se llevó a cabo en julio de 1973, con ella en el papel de Sandy.

“Yo tenía 5 meses de embarazo cuando empezaron los ensayos de la primera Vaselina y de un ensayo me fui al hospital, nació Alejandro y como a las cuatro semanas estrenamos, fue una cosa increíble y yo lo llevaba al camerino en el bambineto”, anotó Julissa.

La respuesta del público no se hizo esperar, al día siguiente del estreno el teatro estaba lleno. En aquella época era muy difícil mantener una obra pero Vaselina atrajo a todo el público de la época de los sesenta, al que también le pareció increíble la nostalgia, y fue, posiblemente, la primera vez que la nostalgia funcionó como fenómeno comercial.
El teatro Manolo Fábregas se mantuvo agotado el resto del año, después se mudaron al teatro Fru Fru, hasta que finalmente se acabó. Años después vino el exitazo de la versión cinematográfica de Travolta y se volvió a poner en 1979, en una versión condensada en el teatro Blanquita, con algunas de las canciones de la versión cinematográfica, como Irremediablemente fiel a ti, Sandy, Vaselina o Eres todo mi amor, esa vez Julissa conformó el reparto con ella misma, su ex marido Benny Ibarra, Guillermo Méndez, Lupita Sandoval, Enrique Cahero, María Montejo, Adrián Cubillas, José Luis Acosta, Ivonne Mendez y algunos de los “Cachunes".

Al respecto, Julissa afirmó: “Cuando la hicimos en el Blanquita, Alex tendría como 5 años y Benny como 8 salían los domingos junto con Radamés de Jesús, el hijo de María Montejo, les hacíamos copetes y salían a bailar y echar relajo, les pagábamos con caramelos y paletas Mimí, siempre estuvieron allí”.

Esa fue, hasta ahora, la última vez que el público mexicano disfrutaría a Julissa como Sandy. Al paso del tiempo decidió montarla nuevamente, pero ya sin ella, sino con los integrantes del mas exitoso grupo infantil en la historia de México, Timbiriche, entre los que se encontraba su hijo Benny representando el papel de Danny.
Corría 1984 y fue un clamoroso éxito, la versión sufrió algunas adaptaciones, porque en el reparto original de la obra había 15 adultos y en su versión infantil participaban 34 niños, entre ellos Benny, Sasha, Diego, Paulina, Alix, Mariana, Erik, Eduardo Capetillo, Usi Velasco, Lolita Cortés, Alejandro Ibarra, Luis Enrique Guzmán, Stephanie Salas, Héctor Suárez Gomís, Martín Dávila, Vicente Nadal, Verónica Hijuelas, y la única adulta, Mireya Ojeda, que repetía el roll de la Seño Torres. Visualmente la obra era inmejorable: los vestiditos de la época, la ambientación, los bailes y todos los Timbiriches a quienes les quedaban perfectos los personajes, estaban entre los 12 y los 13 años, en esa ocasión la empresaria también se hizo cargo de la dirección.

“Alejandro claro, entró a la de Timbiriche a hacer el papel del mas chiquito de Memo, que yo se lo arregle, le pase chistes que eran de otros personajes, se lo borde y el lo hizo tan bien que se ganó el premio como mejor actor infantil del año, contra los otros 30, Timbiriches incluidos y siempre estuvo ahí, a veces hizo Tacho, hizo Kiko, hizo de todo, creo que el único que nunca hizo fue Eugenio, no se si hizo Ricky Rockero alguna vez pero sobre todo últimamente si hizo Danny Seco, 94-95 y 2001”, dijo la intérprete de La consentida del profesor.

Alex, ¿Cuál es el recuerdo más remoto que tienes de Vaselina?
“¡El mas lejano!, pues tal vez las audiciones de la puesta con Timbiriche, recuerdo que eran, no se cuantos pero eran muchísimos niños y a todos nos pusieron coreografías, canto, y todos los maestros estaban sentados escogiendo y calificando y sobre todo pues el ambiente de chavos queriendo hacer algo por primera vez”.

Durante 84 y 85, Vaselina se presentó de manera ininterrumpida, y del coro de impúberes que la conformaban salieron muchas de los que hoy son figuras del espectáculo, como Thalia, Sasha, Stephanie Salas, Erik Rubin, Diego Shoening, etc. En el verano de 1986 se repuso con Benny, en el 88 se volvió a hacer, con Alejandro, y Angélica Vale, fue un exitazo. En 1989, Angélica y Alejandro ya habían crecido, entonces Julissa decidió hacerla con chiquititos, y fue cuando hizo la famosa audición de febrero del 89, recibiendo cartas de aproximadamente 14 mil niños, audicionando a unos 400, de ahí surgió el grupo Onda Vaselina.

El deseo de volver a ver Vaselina nuevamente protagonizada por adultos llevó a la empresaria y directora a montarla otra vez en 1994, en el Teatro Hidalgo, con Alejandro Ibarra, Irán Castillo, Lorena Rojas, Lolita Cortés, Juan Carlos Cassasola, Héctor Suárez Gomis, Sylvia Campos, Jean Duverger, Oscar Schwebel, Katia del Río, Anna Borras, Bruno Bauche, Perla Jasso, Joshua Eguia y Patricia Eguia entre otros, bajo la dirección de Benny Ibarra y dirección musical de Benny Ibarra de Llano.

La obra resurge con mas fuerza en el nuevo siglo y nuevo milenio con Vaselina 2001, en el Teatro Aldama, con el talentoso elenco encabezado, nuevamente por Alejandro Ibarra e Irán Castillo y Bárbara Mori, acompañados por Chantal Andere, Karime Lozano, Carlos Espejel, Chao, Mariana Avila, Beatriz Moreno, Radames de Jesús, Daniel Vázquez, Hanny Sánez, Karen Juantorena, Bárbara Macías, Pablo Valentín, Felipe Navarro, Paul Bauche, Christina Pastor y Flavio Medina, ese montaje significó el debut en la dirección de Alejandro Ibarra.

Julissa, quien desde el primer momento produjo Vaselina en México, cuenta que ha sido tal su éxito con la obra, que los productores de Broadway se niegan a ceder los derechos en México a alguien que no sea ella.
De la totalidad de la basta producción teatral de la empresaria, directora y actriz, hay que destacar que ella también ha sido la traductora de los textos, todos ellos adquiridos en el extranjero y escritos en el idioma de Shakespeare, esto la hace única en México, dada multiplicidad de actividades que ejecuta. Sin duda sus traducciones tienen la peculiaridad de aproximar los textos a la idiosincrasia mexicana, logrando la plena identificación con los personajes partiendo de una de las acciones mas cotidianas del ser humano: el habla, a partir de sus traducciones, y mas que ello, sus brillantes adaptaciones, el publico puede apreciar que los personajes hablan y piensan como se habla y se piensa en México.

Julissa, ¿de las múltiples adaptaciones que has hecho de la obra, hay alguna que prefieras?
“Por supuesto que la que hacíamos nosotros me encantaba, porque nosotros no éramos cantantes, haciendo una comedia musical, ni bailarines, ni éramos estrellitas de televisión, éramos actores que medio cantábamos y medio bailábamos, entonces podías ver a Adrián Ramos (q.e.p.d) haciendo un Kiko maravilloso, hablando Rayo rebelde, porque no cantaba casi, pero con una simpatía y con un estilo de la época, porque el vivió la época, que fue muy padre, después, cuando la hice con Timbiriche fue increíble, porque de ser una obra de 15 personajes que así era originalmente, yo la convertí en una obra de 30, porque yo quería que aparte de los timbiriches hubiera muchísima coreografía, que se viera ese escenario llenísimo de niños, todos muy parecidos, o sea el estilo vaselina, entonces esa vez también fue muy padre. Benny y yo hicimos una versión para aprovechar las canciones de Travolta, porque aunque la gente piensa que primero fue la película, no, la obra fue muchísimo antes, entonces cuando la película de Travolta tuvo mucho éxito y nosotros aprovechando la película, hicimos una temporada en el Blanquita donde era muy resumida la acción pero cantábamos las canciones de la película, bueno había algunas que si dejamos como Rayo rebelde y Noches de verano pero todas las canciones de la película estaban allí. Después las demás que se hicieron fueron cuando Alejandro y Angélica Vale o Benny con Thalía iban creciendo se iban haciendo adolescentes pero era muy parecido y luego se volvió a hacer con ellos adultos, pero dentro de todo seguía siendo muy parecida y yo creo que algo verdaderamente innovador y que a mi me pareció fantástico fue el día de la última función del Teatro Aldama en diciembre de 2001 cuando decidieron hacerla al revés, nos querían dar una sorpresa y Alejandro estaba haciendo de Sandy con una peluca güera y se veía idéntico a mí, yo no salía de güera y Alex no se parece a mi, sin embargo con una peluca güera era yo y todo mundo decía, como te pareces a tu mama, pues si, la verdad si es cierto, y Bárbara Mori de Danny Seco y fue una función de caerse el teatro de risa, y Benny salió con un vestidito cantando Tus ojos, peinado, maquillado así, chistosísimo y fue tan bonita la reacción que dos o tres semanas decidimos seguir haciéndola al revés, pero ya casi nadie la vio porque en primer lugar no estaba anunciada para ese mercado y era diciembre, entonces esa es un apuesta que yo creo que algún día habría que reponerla pero así precisamente, con ese tipo de actores, no de buscar travestis para hacer Vaselina, buscar hombres y mujeres y que la hagan al revés para que tenga esa gracia de que se les caían las crinolinas, era muy chistoso ver a Carlitos Espejel de Frenchy que estuvo genial. Y bueno ahora es totalmente un grupo nuevo, siempre habían sido chavos que de alguna manera estuvieron desde chiquitos y que iban creciendo y creciendo y creciendo, pero ahora todos estos chavos, inclusive son tan jóvenes que yo creo que ni siquiera llegaron a ver la de Timbiriche, posiblemente vieron la del 2001 o la de 94 – 95, la más joven que tenemos tiene 15 y el mayor tiene 26, así que si son muy jovencitos”.

Danny, Sandy, Kiko y Sonia, al frente de los chicos malos y las panteras negras, se han convertido en personajes entrañables en la cultura teatral musical de México, ¿qué actrices y actores no los han querido interpretar?
Aarón Díaz, ¿Pensaste que tu ibas a ser Dany Seco?

“Nunca, y me acuerdo que la película la vi hace muchísimo tiempo por primera vez, pero nunca me imagine interpretar este personaje, creo que es un personaje que a todos los que somos actores nos encantaría interpretar, es un clásico, estoy seguro que si me llego a la mente, que padre sería poder hacer un personaje así, no, ni siquiera ese personaje, entonces ahorita definitivamente es un sueño, fue un sueño como muy lejano, no, nunca me imagine hacerlo realmente, entonces estoy fascinado con eso”.

Y tú Sherlyn, ¿alguna vez te viste vistiendo la ropa y calzando los zapatos de Sandy?
“Sabes que me estaba diciendo mi mamá el otro día que hace muchos años cuando hice Anita la huerfanita, que era una niña, que llego Julissa junto con los vaselinos y que yo la fui a saludar y que Julissa me dijo ‘en algunos años tu vas a hacer Vaselina’, pero de eso pasaron 10 años más y quien lo iba a pensar, era como un sueño muy lejano y el estar ahora haciéndola y llevar el rol protagónico es una responsabilidad muy grande, pero también es algo que estoy disfrutando”.

¿Pasó por tu cabeza que interpretarías a Sonia, Rizo en la película? Se le cuestionó a Ana Brenda Contreras.
“Siempre fue el personaje que mas me gustó, porque siempre me voy con los personajes que son divertidos, que son malos y que les hacen maldades a la gente y así, también me encanta hacer personajes buenos como el me tocó en la novela Barrera de amor, pero cuando vi la película es el que mas me llamaba la atención y se me hacía divertidísimo y poderlo hacer en obra de teatro que todavía hay mucho mas libertad de improvisar cosas o de que los compañeros te den replica en muchas cosas es padrísimo”.

Alex Ibarra tuvo un brillante debut como director en la Vaselina de 2001, rol que repite en la nueva versión, ya sin llevar el protagónico que tantas veces ha representado. ¿Alex cómo te siente del otro lado del escenario?
“Me siento contento por la oportunidad de volver a dirigir y sobre todo aprender, creo que lo importante es que cada vez que uno hace algo, actuando, dirigiendo o lo que sea, aprende, y creo que en eso estoy, estoy en un aprendizaje y pues tratando de echar a andar a estos chavos que ya la tiene bastante bien, pero no siento mucha diferencia, me siento parte del mismo elenco todavía, tal vez en las funciones si sienta ese cambio de estar del otro lado”.

¿Cómo te sientes con este nuevo elenco?
“Estoy muy contento, creo que es un grupo bien bonito con chavos de mucha personalidad, diferente, y pues eso hace un equipo, un grupo bien bonito a la vista, pero bueno, a la vista ya sabemos que son guapos y son hermosos pero hay que tratar de que las cosas vayan un poquito mas allá y de que ellos crean y sobre todo que confíen que las cosas van mas allá, son chavos entre 15 y 24 años que a lo mejor todavía están soñando con ciertas cosas, como todos lo hicimos, con la fama, pero todos sabemos que después de la fama viene el reto de demostrarte a ti mismo que es lo que quieres hacer, incluso conservar la fama”.

¿Alex Sirvent cómo te sientes dirigido por Alex Ibarra?
“Yo creo que es el mejor chef, el tiene la receta secreta, y Julissa es sinónimo de garantía de éxito, una señora admirable. Yo creo que esta obra tiene mucha magia y ahorita hay una ausencia musical de grupos juveniles, entonces creo que esta obra puede llegar a tener mucho impacto, aunque mucha gente ya la haya visto, hay nuevas generaciones que incluso no sabían que existe la obra o la película Vaselina, entonces van y escuchan canciones como ‘Noches de verano’, o ‘Iremos juntos’, que tienen magia, entonces tenemos mucha fe y se siente. Y de verdad esperamos de todo corazón que le guste a la gente y sobre todo que entren en ese mundo mágico que tiene Vaselina”.

Mireya Ojeda, usted ha sido dirigida por Benny Ibarra en la primera versión, por Julissa en la versión Timbiriche y ahora por Alejandro...
“Exactamente, es muy emocionante todo eso, de veras muy bonito, muy gratificante, y estoy admirando mucho a Alex, porque realmente lo está haciendo bien, muy bien, no cabe duda, es hijo de sus papas”.

La historia de amor entre Sandy y Danny, producida nuevamente por Claudia Casillas, Gerardo Quiroz, Alejandro Ibarra y la propia Julissa, inquieta productora, directora y actriz, responsable, también, de la excelente traducción y adaptación, que ha sido utilizada en todas sus temporadas, incluida la realizada hace algunos años en versión sobre hielo con una compañía estadounidense y la actual que se lleva a cabo en el Teatro Pedregal. A partir de una sencilla anécdota, la tierna historia de amor entre dos preparatorianos, vemos desfilar por el escenario al numeroso elenco encabezado por Aarón Díaz y Sherlyn, acompañados de Alex Sirvent, Luis Carlos Muñoz, Marco Moreno, Violeta Isfel, Daniela Lujan, Natasha Dupeyron, Ana Brenda Contreras, Rafael Maza, Verónica Ibarra, Luis Villegas, Luz Edith Rojas y Mauricio Barcelata, quienes con gran despliegue de espectacularidad recrean los números musicales que integran el espectáculo.

Pero, ¿cual es el recuerdo que sus protagonistas tienen del musical y sus respectivos personajes?
Aarón Díaz. “El único recuerdo que tengo es el de la película, de hecho a mi no me tocó ver Vaselina nunca en teatro, nada más la película, nunca he visto la obra en ningún montaje, ni en la escuela siquiera, sé que en todas las escuelas la montan pero a mi nunca me tocó”.

Sherlyn. “No es un recuerdo remoto, porque es una película que he estado viendo constantemente, desde niña, es una película con la que crecí y a mi me gustan mucho las historias de amor, entonces Vaselina siempre ha estado dentro de las películas que he visto mucho, entonces no es como una película vieja para mi, es una película bastante actual porque ha sido parte de mi crecimiento”.

Ana Brenda Contreras. “Pues obviamente la película. La obra nunca me ha tocado verla, pero la película la vi mil veces y Olivia Newton John y John Travolta vestidos de Vaselina es como lo primero que se me viene a la mente”.

Alex Sirvent. “El recuerdo que tengo de Vaselina fue cuando vi a Irán Castillo y a Alex Ibarra a tanta gente que ha hecho una carrera muy admirable y yo me acuerdo de Kiko, por ejemplo, el personaje que estoy haciendo, que era muy rudo, que era muy malo, entonces yo estoy tratando como de hacer el Kiko, de llevarle las cosas que tengo yo como persona, lo que tiene Alejandro y de ponérselo a Kiko, porque cada Kiko es muy diferente”.

Una de las sorpresas del elenco es volver a ver a Mireya Ojeda dando vida nuevamente a La Seño Torres.
Hace 33 años la interpretó en la primera versión de Vaselina, también en la de Timbiriche, ahora regresa en la nueva versión. ¿Que significa Vaselina para usted?

“Bueno, significa muchísimo, le he tenido un amor muy grande al teatro, le dediqué mucho y realmente estar en Vaselina fue el gran logro de todo lo que yo había pensado, esperado, y ahora el hecho de poder estar nuevamente en la obra significa poder ser. Estoy muy contenta y amo a mi personaje”.

Alex Ibarra, con su “torta bajo el brazo”, regresa a Vaselina, con una ágil dirección, (en esta ocasión codirigida con Odyn Dupeyron) imprimiendo con su trabajo una nueva dimensión que permite seguir viendo la obra de forma moderna y juvenil a 36 años de su estreno y 33 de su llegada a nuestro país.
Tu vida está totalmente ligada a esta obra, de hecho tu madre estaba embarazada cuando la montó por primera vez.

“Totalmente, como dices mi mamá no podía estrenar Vaselina porque estaba yo ahí, todavía metido en la panza, entonces yo creo que la música que yo escuchaba, desde la panza pues era la música de Vaselina, y pues si es una obra que tengo totalmente tatuada en la piel, creo, sin temor a equivocarme que debo tener un record por ser el que más representaciones ha hecho de Vaselina en el mundo, y haciendo todos los personajes de la obra, incluyendo a Sandy en la puesta travesti; entones por ahí debo tener un record que no me han hecho el honor de entregar”.

Seguramente para Julissa, Vaselina significa mucho más que sólo un título de los muchos que hay en su larga trayectoria como productora teatral, a más de 33 años de haberla producido y protagonizado por vez primera en México, la obra es tal vez el proyecto más simbólico de su carrera.
Julissa, por Vaselina han desfilado toda una pleyade de actores, de los cuales muchos han despuntado ¿tu tienes idea de cuantos actores han pasado por Vaselina y cuantas representaciones lleva?

“Fíjate que no, la verdad no tengo idea, esta es la doceava vez que se pone, una vez en el Aldama, a de ver sido cuando estaban Alejandro y Angélica celebramos, y por primera vez los ex Timbiriches se juntaron para develarnos esa placa, celebramos como las 2000 o 2500 representaciones, la verdad no me acuerdo, no me he puesto a pensarlo. En cuanto a los actores han desfilado son muchos, por ejemplo Thalía, cuando Benny volvió de Boston la primera vez ella hizo a Sandy. También por supuesto que la Onda Vaselina, mi grupo la hizo, porque yo quería entrenarlos para que cuando vinieran los discos ya supieran cantar y bailar en vivo, entonces hicimos una versión en pantomima donde un personaje que fue el Ricky Rockero contaba la historia y los niños hacían todo en mímica y luego cantaban en vivo y bailaban porque a mi nunca me ha gustado el play back, las pistas si, sobre todo porque luego ya resulta muy caro tener músicos en vivo, yo no sé como le hacen las compañías que aparte de tener 40 actores en escena, tienen 30 músicos en vivo, realmente necesitaría tener 3000 espectadores de 500 pesos cada uno para poder pagar esas nominas, pero yo no estoy en ese lugar. Entonces no había vuelto a hacerlo más que con pistas pero ahora es una novedad que queremos darle, esto de tener músicos en vivo y con arreglos bastante más prendidos, que no se oiga música viejita”.

Aarón Díaz, los elencos de las obras de Julissa han sido semilleros para el mundo del espectáculo ¿No sientes un peso enorme de cargar sobre tus espaldas la gran responsabilidad de encabezar este nuevo elenco?
“No me pongo a pensar en eso. Si me pusiera a pensar en eso me daría mucho nervio y no podría hacer lo que tengo que hacer. Nunca ha sido así. Desde un principio, yo empecé en esta carrera en Clase 406, y el personaje que tenía ahí era un personaje de 60 capítulos y termine haciendo toda la telenovela que fueron 600 capítulos, una cosa así. Entonces si en ese momento me hubiera puesto a pensar, ‘estoy trabajando con quien sabe quien’, a lo mejor me hubiera dado mucho nervio y no lo hubiera podido hacer.

“Nunca he pensado en eso, yo creo que a mi me funciona, igual Barrera de amor, la novela que hice con el señor Ernesto Alonso. Fue un honor estar haciendo una telenovela suya. Sé que existe esa situación, pero si me pongo a pensar en ello me va a dar mucho nervio y no lo voy a poder hacer, entonces prefiero trabajar duro en todo lo que tengo que hacer y obviamente me siento muy apoyado por ellos y me ayuda muchísimo”.


Aarón, con Vaselina estamos hablando de un clásico, de entretenimiento sencillo y sano, sin falsas pretensiones, con un humor inocente, posiblemente incomprensible con lo que se ve hoy día. El principal punto de la obra es la nostalgia de los años 50, -cuando todo se suponía que era simple y mejor-, muy en boga en los 70s y 80s, tiempo de la fallida versión cinematográfica, y que fue cautivante para el público y hoy lo sigue siendo.
¿Cómo te has sentido en teatro con uno de los musicales más populares?

“No es cualquier obra, por algo se convirtió en un clásico y es muy divertida, todos la estamos disfrutando muchísimo, aparte todo el mundo se sabe las canciones y los bailes, entonces hay que hacerlo a la perfección. Me he sentido muy bien, muy bien cobijado, que mejor que con la gente que lo ha hecho toda la vida. Me dan mucho apoyo, creo que es un compromiso bastante grande y no creo que lo pudiera hacer sin ese apoyo, me han apoyado mucho, tanto Julissa como Alejandro, como Gerardo Quiroz y Claudia Casillas que son los productores. Todos me han apoyado mucho”.

Vaselina es, sin duda un parteaguas en la historia del teatro musical en México, y, en la carrera de la siempre inquieta Julissa, porque, antes de Vaselina el público joven estaba totalmente olvidado y las obras que se montaban no eran atractivas para la juventud, con esta obra, ha contribuido a formar nuevos públicos para el teatro, constituido por jóvenes.

Esta nueva producción ¿qué atractivos tiene para los jóvenes Julissa?
“La obra no puedes cambiarla, la historia es la misma, la música es la misma y sucede donde sucede, una escuela y las diferentes áreas, pero este año, otra vez, después de muchísimo tiempo, vamos a tener músicos en vivo, que además están haciendo unos arreglos bastante modernizados y deseamos lograr que la gente cuando entre sienta que está entrando como a un comic de la época de Archie, que sientan esa sensación, ese será el loock, pero de todos modos cuando sea una cafería será una cafetería, va a ser una recamara, va a ser la escuela, va a ser el baile escolar en el gimnasio pero tratando de que todo lo que hay alrededor este estilizado como si fuera un comic”.

¿Alex, qué novedades va a ofrecer esta nueva puesta?
“Todo el look de la obra. Vaselina es garantía de diversión, y el público verá un montaje profesional y una buena puesta y aparte va a ver a gente que ellos quieren, como Aarón, como a Sherlyn y como Alex, que creo que la gente los quiere ver, como les digo es un reto para ellos para demostrar que van mas allá de la televisión y del rostro bonito”.

¿Sherlyn, qué crees que pueda ser atractivo para los chavos?
“Hay escenografías nuevas, los vestuarios son mucho más modernos, hay bailes que no estaban en la obra anterior, que estaban solamente en la película y que consiguieron los derechos para esta puesta y creo que el elenco, somos muy chavos eso también es algo padre. Somos chavos con los que los jóvenes se pueden identificar y si creo que es algo totalmente distinto a los montajes anteriores, es algo mucho mas fresco, mucho mas dinámico y yo creo que lo van a disfrutar”.

En México Vaselina ha proyectado su fama más allá de la pantalla, convirtiéndose en un gran éxito familiar, siempre renovada, nunca traicionando su esencia (como si sucedió con la película) Vaselina es obra recurrente en nuestra cartelera, que nació con buena estrella y en cada nueva versión ha alcanzado mas brillo, como lo demuestra la puesta actual, dirigida al alimón por Alex Ibarra y Odyn Dupeyron y producida nuevamente por Julissa, asociada con los jóvenes y emprendedores Claudia Casillas, y Gerardo Quiróz.

“Ahora la vamos a hacer con un grupo de jóvenes actores conocidos en televisión, muy guapos y talentosos pero no es gente que haya hecho teatro, o sea, va a ser el debut teatral prácticamente de todos, como estudiaron en diferentes escuelas han hecho obras en el CEA, pero teatro profesional es la primera vez que lo van a hacer, entonces esperemos que sea un semillero, como lo fue con Vaselina con Timbiriche”, dijo Julissa.

Ana Brenda Contreras precisó estar “contentísima. Yo decía por favor que me den ese personaje, porque es el que me ha fascinado toda la vida y Vaselina pues ni se diga, mi sueño hecho realidad. Yo creo que cuando estamos chiquitos todos decimos, queremos hacer Vaselina. Todos los Ibarra son buenísima onda, desde Verito que está con nosotros en la parte actoral, Alex en la dirección, Julissa en la producción, todos son lindísimos y conocen esta obra de toda la vida y si hay como que cierta expectativa, aunque uno haga bien las cosas porque la gente la ha visto 80 mil veces, pero todos se han portado de lo mas lindo y pues uno siempre relaciona Vaselina con Ibarra, Julissa que la ha llevado toda su vida, entonces estar dentro de esta obra junto con ellos para ser mi primera obra es muy buen apadrinamiento”.

Aarón Díaz dijo “es mi debut en teatro, y creo que estoy empezando con el pie derecho con Vaselina, que es un clásico que todo el mundo conoce y la estamos montando después de cinco años para las generaciones que ya la conocen y para las nuevas también. Estoy muy contento, me acabo de enterar que es la primera vez que alguien hace Dany Seco que no es Ibarra, entonces es un honor que me hayan tomado en cuenta para empezar, y que la esté haciendo. Tengo entendido que estuvo Benny grande, Benny hijo y luego Alejandro en ese personaje, es la primera vez que lo va a hacer alguien que no sea Ibarra, entonces es un honor”.

“Efectivamente, es la primera vez que no es interpretado en estreno por un Ibarra, aunque si ha lo han actuado otros actores. En la temporada del 74, Luis Torner suplió a Benny papá, en alguna ocasión Diego lo interpretó en el momento en que Benny, una vez en la gira pidió un día de vacaciones en Puerto Vallarta, y también cuando Alejandro en el 88 se fue a estudiar a Boston, y la obra seguía con mucho éxito Carlitos Espejel estuvo haciendo como dos o tres meses a Danny Seco, pero si, creo que son las únicas veces en México”, precisó Julissa.

“Es mi debut teatral, es mi regreso con Julissa, ella es una persona que ha sido como un ángel en mi vida, porque ella de cierta manera me dio mi primera oportunidad en La Onda Vaselina en 1992, estamos hablando que ya son casi 14 años, que llevo en este medio, ya cuenta, y volver con ella, reencontrarme con su forma de trabajar, con esa magia que tiene ella para elegir a la gente con quien trabaja, eso para mi es guau, para mi es una estrella que te ponen cuando vas a la escuela y es una disciplina que no he conocido con nadie mas. Es una magia, el teatro es algo que estas en contacto con la gente y es algo que nos permite a los actores vencer muchos miedos que a veces se van apoderando de ti y esta obra abarca otro publico, que es un publico mas juvenil y también los adultos que han crecido con la obra y formar parte de Vaselina por primera vez, no tiene precio, de verdad estoy muy contento”, anotó Alex Sirvent.

Después de múltiples adaptaciones y puestas en escena, Vaselina regresó al escenario del Teatro Pedregal, nuevamente de la mano de Julissa, ahora con un elenco totalmente nuevo. Las bandas de los chicos malos y las panteras negras están interpretadas por Ellos: Aarón Díaz, Alex Sirvent, Marco Moré, Juan Carlos Flores y Luis Carlos Muñóz, Ellas por Sherlyn, Ana Brenda Contreras, Daniela Lujan, Violeta Isfel y Natasha Dupeyron.

Como en casos anteriores en que Vaselina se ha constituido como un semillero de valores en los terrenos de la comedia musical que Julissa conoce tan bien, el joven grupo, casi en su totalidad conformado por debutantes, seguramente seguirá los pasos de los múltiples actores que los han antecedido, verdaderas sorpresas nos encontramos en escena, empezando por su protagónicos: Aarón Díaz y Sherlyn, esta última es seguramente, la joven mas veterana del elenco, con una vasta experiencia tanto en cine como en televisión, y en menor grado en teatro, hace a la dulce Sandy con la seguridad resultante de sus múltiples incursiones histriónicas, ofreciendo una actuación memorable, por su parte el galán telenovelero Aarón Díaz se enfrenta, exitosamente a su primer reto teatral y saca adelante a su Danny Seco, en esta ocasión dirigido con mas referencias cinematográficas Travoltianas, su interpretación es sólida, y logra un Dany simpático fuerte y a la vez vulnerable, aunque en momentos se siente que sustenta mas su interpretación en su galanura y se esfuerza menos en su actuación.

Ana Brenda Contreras y Alex Sivent hacen verdaderas delicias de sus respectivos Sonia y Kiko, los “malos” del cuento, ambos con buenas presencias físicas y mejores capacidades vocales y dancísticas tienen inmejorables debuts teatrales, los dos poseen un fuerte magnetismo que, como es frecuente en este tipo de personajes, llaman poderosamente la atención del público.
En el elenco reencontramos rostros familiares, como Daniela Luján, quien sacó la casta y demuestra lo aprendido durante su etapa de estrella telenovelera infantil y hace a una deliciosa Licha, o a un Marco Moré, ampliamente conocido por su participación en La Academia, quien demuestra sus posibilidades para la comedia musical. Por su parte Mauricio Barcelata, muy conocido por su actual participación en la revista televisiva Muévete, vuelve al teatro luego de sus actuaciones en Lucas o la también comedia musical Fiebre de Sábado por la noche y con su Ricky Rockero demuestra sus capacidades histriónicas, enfrentando a un público al que le cuesta trabajo “calentar”, consiguiéndolo finalmente gracias a su carisma, simpatía y, sobre todo, talento.

Varios rostros nuevos encontramos en el numeroso reparto y, en general logran un excelente desempeño, como son los casos de Luis Carlos Muñoz, Violeta Isfel, Juan Carlos Flores, Rafael Maza, Enrique del Olmo o Valente Santana quienes tiene una agradable presencia escénica, un buen desempeño actoral, voz y aptitudes para el baile.
Apellido conocidos complementan el elenco, Verónica Ibarra, Luz Edith Rojas y Natasha Dupeyron. Verónica, hija de Benny Ibarra, es poseedora de un atractivo físico, y ha heredado de su padre una amplia capacidad para la comedia, así como un poderoso registro vocal; por su parte la hija de Alberto, “El Caballo” Rojas, Luz Edith, “no niega la cruz de su parroquia”, como reza el dicho y opera en los tres casos, y hace un alarde de comicidad con su Cha Cha di Gregorio, pero, ojo, su interpretación está a milímetros de desbordarse y volverse grotesca, el exceso hace incluso descubrir su botarga, efectos teatrales que no tienen porque quedar al descubierto ante el público, finalmente la hermosa quinceañera Natasha, también demuestra que por sus venas fluye sangre de artista y hace a una Chiquis adorable, siempre y cuando no pegue los alaridos infantiloides de los que abusa al inicio de la representación, aniñando innecesariamente al personaje, que, por otro lado, no es una infante. Las jóvenes actrices tienen un notable desempeño excepto esos detalles que ensucian su actuación, detalles que también los directores tienen que cuidar.

Vaselina es un clásico que, en cada nueva versión se revitaliza ofreciendo en cada nuevo montaje novedades que siempre agradecerá el público, en este caso una imagen de comic, muy acorde con el argumento de la obra, colorido vestuario, energéticas coreografías, un detalle muy importante es que, desde de su estreno en el teatro Manolo Fábregas, hace 33 años, la obra se vuelve a representar con banda musical en vivo, con el talentoso Fernando Díaz de la Peña (de quien ya habíamos comprobado su capacidad en Menopausia, el musical, Teatro Julio Prieto, 2004, también producida y dirigida por Julissa) al frente de la misma, lo que ha dado mayor vitalidad a la puesta.
Siempre renovada, Vaselina es obra recurrente en nuestra cartelera, que nació con buena estrella y en cada nueva versión ha alcanzado mas brillo, como lo demuestra la puesta actual representándose en el Teatro Pedregal, dirigida al alimón por Alex Ibarra y Odyn Dupeyron y producida nuevamente por Julissa, Alex Ibarra, Claudia Casillas, y Gerardo Quiróz.

Al margen de sus valores escénicos, musicales o nostálgicos Vaselina ha sido semillero de talentos y, sobre todo, formador de nuevos públicos teatrales… no cabe la menor duda, Vaselina sigue siendo la palabra.

Material fotográfico: cortesía de Julissa.
Vaselina 2001: Ricardo Gutiérrez.
Ensayos Vaselina 2006: Salvador Perches Galván.
Vaselina 2006: cortesía El Heraldo de León.



Feelman
EDITORIAL
Adiós a un grande del periodismo de espectáculos

Filmeweb en Facebook

LAS COLUMNAS
Placeres culpables: Lourdes Grobet y su lucha en el cuadrilátero
por Fabián de la Cruz Polanco
Espejo Retrovisor: Ojos azules contra ojos negros
por Villarello Cervantes
Butaca Teatral: “Los grandes muertos”, homenaje a Luis Josefina Hernández
por Alejandro Laborie Elías
Caleidoscopio: ¡Colados a la orden!
por Fernando Díaz
29 Pulgadas: Tepito, nuestro barrio
por Ignacio Vizuet
Columnista Invitado: Rafael Rangel escucha los preludios y otras partituras
por Sergio Raúl López

Cinépolis

SONDEO
¿A través de qué medio prefieres enterarte de las noticias?
Internet
Periódicos
Radio
Televisión
LO MEJOR DEL CINE HASTA TU PANTALLA

Contacto | Publicidad | Directorio

© FILMEWEB.net | ® FILMEWEB Todos los Derechos Reservados