Cineteca Nacional
17 de julio de 2006
51 años sin Joaquín Pardavé Verdades y mentiras de su muerte.
por Macarena Quiroz
Imprimir Enviar por e-mail

Don Susanito Peñafiel y Someyera, El casto Susano, Don Venancio y El paisano Jalil, fueron algunos de los personajes a los que Joaquín Pardavé dio vida en las más de cien películas en las que participó en su prolífica carrera como actor, director y compositor, en ocho de las cuales compartió estelares con la también reconocida Sara García con quien sin duda formó una de las parejas más entrañables del cine mexicano.

La fama adquirida por el histrión, oriundo de Pénjamo, Guanajuato, donde vio la primera luz el 30 de septiembre de 1900, durante más de cuatro décadas de trayectoria ininterrumpida, tanto en los escenarios teatrales como cinematográficos, no se compara con el escándalo surgido a raíz del rumor de que había sido enterrado vivo el 20 de julio de 1955 en el lote de actores del Panteón Jardín de la ciudad de México, donde hasta la fecha reposan sus restos junto con los de su esposa Soledad García Rebollo y en cuya lápida se puede leer: “Juntos como siempre: Joaquín y Cholita Pardavé”, y año con año son visitados por sus familiares y amigos.

El rumor de que Pardavé había sido enterrado vivo, ocupó durante varios días los titulares de los periódicos sensacionalistas, de la época, y no obstante los esfuerzos de sus familiares por desmentir dicho infundio, hasta el día de hoy mucha gente sigue con la idea de que fue enterrado vivo.

Joaquín Pardavé no fue enterrado vivo
¿De dónde surgió este rumor? El último día de su vida, Joaquín Pardavé se levantó temprano, se desayunó y partió a los estudios cinematográficos a continuar la filmación de las películas La virtud desnuda, dirigida por José Díaz Morales y Club de señoritas, del realizador Gilberto Martínez Solares en la que daba muestras de su vitalidad al bailar con la rumbera cubana Ninón Sevilla.
A pesar del intenso trabajo, al llegar a su casa, en vez de descansar don Joaquín se cambió de ropa y en compañía de su sobrino Gustavo González se fue al boliche donde tenía cita con sus compañeros del staff para jugar.
Tiró varias líneas y posteriormente regresó a su casa, ahí, debido a un intenso dolor de cabeza, se acostó inmediatamente. Como la molestia persistía su esposa Cholita llamó a su médico de cabecera, quien al llegar dictaminó que una embolia fulminante había acabado con la vida del popular actor a los 55 años de edad.

Sus restos fueron velados y enterrados en el Panteón Jardín pero a los tres días, un periódico amarillista llamado El Zócalo publicó que el actor había sido enterrado vivo, luego de una prolongada agonía, lo cual se descubrió debido a que sus familiares lo habían desenterrado para buscar el testamento que se encontraba en una de las bolsas del traje negro con el que había sido enterrado.
Otro rumor que se corrió fue que lo habían enterrado con un billete de la lotería que había obtenido el premio mayor y al percatarse de ello sus familiares lo desenterraron y se dieron cuenta de que lo habían sepultado vivo.
Finalmente lo importante de esta como de muchas otras figuras es su obra, y en su caso dejó un legado de 104 películas, como actor, director y argumentista, además de 50 composiciones musicales, entre ellas: Varita de nardo, Ventanita morada y Negra consentida. Además de tener el record de haber actuado en más de tres mil puestas en escena.

Verdades y mentiras de la muerte de Joaquín Pardavé• Verdad: Murió de una embolia en su casa a los 55 años de edad.
• Mentira: No tuvo una agonía prolongada, como publicaron los diarios de la época.
• Mentira: que haya sido enterrado vivo.
• Mentira: que su tumba fuera abierta.
• Mentira: que lo hayan enterrado con un traje negro, porque no le gustaba ese color.
• Verdad: el traje con el que lo enterraron era azul marino.
• Verdad: Su sobrino Gonzalo fue quien se encargó de vestirlo y se habría percatado de que en la bolsa del traje estaba el testamento al momento de hacerlo y lo habría sacado.
• Verdad: Pardavé no sabía el momento en que iba a morir como para guardarse el testamento.
• Mentira: de haber sido así, los familiares podían haber solicitado una copia en vez de desenterrarlo.
• Verdad: el testamento de Pardavé dejaba como única heredera a su esposa Cholita, entonces para qué desenterrarlo.
• Verdad: los permisos para abrir una tumba llevan mucho tiempo y sólo se dan para aclarar algún homicidio, y no era el caso.
• Verdad: la tumba del actor y director fue abierta hasta 1960 a raíz de la muerte de su esposa, quien descansa junto a él.



Cineteca Nacional
EDITORIAL
La cruda post mundialista

Filmeweb en Facebook

LAS COLUMNAS
Placeres Culpables: “¡Hombre! Ustedes los periodistas son unos puñeteros”, Alex Angulo
por Fabián de la Cruz Polanco
De Música y TV: ¿Qué les parecería un reality dedicado a Juan Gabriel?
por Rocío Maldonado
Breve Espacio: 2014, el año del teatro musical en México
por Mario de la Reguera
Espejo Retrovisor: El cine social de Frank Capra
por Leopoldo Villarello Cervantes
Butaca Teatral: “Amantes enemigos…”, una decepcionante puesta en escena
por Alejandro Laborie Elías
Columnista Invitada: Una sirena que disfruta la comedia en cine es Paola Espinosa
por Carmen Sánchez Dávila

Cinépolis

SONDEO
¿Cuál de estos dos canales tiene mejor programación?
Canal 5
Azteca 7
Ninguno
LO MEJOR DEL CINE HASTA TU PANTALLA

Contacto | Publicidad | Directorio

© FILMEWEB.net | ® FILMEWEB Todos los Derechos Reservados